Deja ir a tu ex


Deja ir a tu ex

Dejar ir a tu ex. Terminar una relación de pareja nunca es fácil. Son muchos los momentos vividos que buenos o malos, componen una parte única de nuestras vidas.

Dejar ir a un ex puede suponer ciertos problemas sobre todo, si tenemos cierta codependencia que puede hacernos depender ya sea física o emocionalmente de la persona en cuestión.

En este post, te vamos a explicar cómo puedes dejar ir a tu ex, como superar las recaídas y como aprender que estar solo un tiempo, puede ser una buena opción para sanar.


Dejar ir a tu ex. ¿Segundas oportunidades?

En muchas ocasiones la situación se pone tensa dentro de una relación, la ruptura es inminente pero después de un tiempo cuando la marea ha bajado y la tormenta concluida volvemos a dar una, dos o mil oportunidades.

Antes de nada, debemos saber que si no corregimos los problemas que han llevado a la crisis y a la ruptura de la pareja, podemos cortar y volver 1000 veces más, pero ¿Será esa una relación beneficiosa para ambos?

Una relación beneficiosa y amable debe ser una en la que exista comunicación, podamos solventar las pequeñas crisis como adultos y no caigamos una y otra vez en los mismos errores.

Por eso ante la pregunta ¿Debemos dar una segunda oportunidad en la pareja? Podemos responder: Si, pero….

Pero si conseguimos desbloquear la energía o los problemas que originaron la ruptura.

Si la vuelva a la relación es realmente deseada por ambos.

Si el perdón por los daños es algo REAL y no solo de palabra.

En definitiva, si tenemos la suficiente madurez mental para saber corregir los errores que desencadenaron la ruptura y estamos preparados para iniciar una nueva relación.


Deja ir a tu ex ¿Cómo?

Si no hay marcha atrás y la ruptura es inminente o ya ha acontecido, estos consejos te ayudaran a hacer borrón y cuenta nueva para poder seguir con tu vida solo/a…o acompañado/a.

1. Acepta la situación.

No niegues lo evidente. La ruptura ya es un hecho y la negación solo te impedirá bloquear los sentimientos que necesitas expresar:

Para aceptar la situación debes ser consciente de que el mundo cambia y las situaciones también.

  • Olvida por un tiempo, sus mensajes o llamadas. (Deja que la herida cierre)
  • Llora si lo necesitas.
  • Escribe un diario con tus sentimientos.

2. Deja ir a tu ex. Perdónale.

Una vez has aceptada la situación y la ruptura, es posible que surja la ira. Para aminorar esta sensación, el perdón es el mejor de los remedios. Recuerda que:

  • Una ruptura es cosa de dos.
  • Reconoce que serán unos días difíciles, pero pasarán.

3. Permite que se vaya de tu vida

Aunque sientas la tentación de dejar volver a tus ex, debes esperar al menos hasta que estés preparado/a para ello:

  • Evitar el contacto físico.
  • No meterte en sus redes sociales
  • Evitar leer conversaciones pasadas o ver fotos de ambos juntos.

4. Sal de casa

Es necesario que dejes de lado los sentimientos que te dañan y para ello, debes empezar a distraerte y rodearte de situaciones que te ayuden a salir del trance. Para ello:

  • Rodéate de gente con «buen rollo»
  • Habla con alguien que te escuche y no solo te oiga
  • Sal a pasear o practica deporte
  • NUNCA te encierres en casa

5. Deja ir a tu ex: Aceptación

Una vez has aceptado la situación. Has perdonado y te has perdonado debes recordar que:

La vida es como una gran escuela, aprende de todo lo que has vivido con esa persona. Recuerda los buenos momentos que pasaste junto a él/ella y trata de evitar caer de nuevo en las acciones que te llevaron a la ruptura o el desamor.

Una vez seas capaz de integrar todo el torbellino de emociones y sentimientos verás la luz, podrás volver a ver a tu ex pareja y mirarle sin rencor, simplemente aceptando la realidad.

Es entonces y no antes, cuando estarás listo para establecer una nueva relación.


Tú eres tu mejor pareja

Recuerda que no hay nada malo en estar solo. Tanto si es por un tiempo (hasta que las heridas hayan cicatrizado), o si eres feliz con esta situación indefinidamente.

Aunque la sociedad nos impone tener pareja de una forma u otra, eres tu quien debe tomar esa opción.

Sé libre en escoger.

Y recuerda que la principal figura de tu vida, el principal referente y tu media naranja ideal está más cerca de lo que crees, prueba simplemente con mirarte al espejo ; )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *