¿Gatillazos? Esto te interesa


El termino «gatillazo» es la forma coloquial de denominar lo que se conoce como disfunción eréctil. Esta, suele aparecer en hombre de entre 40 y 70 años y puede causar un gran estrago tanto a nivel personal como en la relación de pareja.

Si lo has experimentado en tu propia carne, ante todo, tranquilidad. No debes obsesionarte con el tema y más aún, sin te ha ocurrido de forma esporádica.

Gatillazo

A continuación te vamos a mostrar algunos datos de interés que pueden ayudarte a reducir tu ansiedad respecto al tema.

¿Qué es la disfunción eréctil o gatillazo?

Existen muchos falsos mitos relacionados con el término. Y es que, es un trastorno que afecta a la mayor parte de la población masculina en algún momento de la vida.

Sin embargo constituye a día de hoy, uno de los temas tabús de nuestra sociedad.

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir que el pene se mantenga rígido o en erección durante el tiempo necesario para mantener una relación sexual placentera.

Esto, es debido a que el cerebro no envía las señales necesarias para generar un estímulo y por tanto, el pene no consigue aumentar ni en longitud ni en tamaño.


Autoestima, la clave.

Una de las partes que más se ve afectada en un hombre cuando tiene una disfunción eréctil es su autoestima.


Pero ¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la valoración que la persona hace de sí misma.

Si las cosas salen bien podemos tener sentimiento de orgullo. Sin embargo, cuando las cosas no salen como queremos, pueden aparecer pensamientos negativos sobre nuestra auto valoración personal que influyan en nuestro estado anímico y finalmente, en nuestra salud.

En el género masculino, el tamaño de la erección suele asociarse con la virilidad, por eso, cuando un hombre tiene problemas de erección su autoestima puede estar dañada.

Los casos en los que la persona es más vulnerable a ver su autoestima peligrar, son los casos donde la disfunción eréctil se relaciona directamente con la ansiedad.

Pon un juguete sexual en tu vida (o varios)

Uno de los recursos o herramienta más útiles para hacer frente a la disfunción eréctil, son los juguetes sexuales. Algunos de estos juguetes son capaces de conseguir no solo tener una erección más continuada, sino aumentar el placer y la seguridad dentro de la pareja.

Te mostramos algunos ejemplos de juguetes eróticos que puedes utilizar:

Anillo Vibrador:

Se trata de un juguete ideal para la disfunción eréctil ya que aumenta las sensaciones en el pene. Se coloca justo en la base del pene y va liberando vibraciones que logran mantener durante más tiempo la erección.

Bombas de pene:

Permite que el pene se llene de sangre de forma natural con ayuda de presión. No conlleva ningún riesgo para la salud y resulta de gran ayuda en problemas de disfunción sexual.

Masajeado de próstata:

Este juguete se introduce por la zona del ano y permite estimular el punto G masculino. Recordemos que el punto G es uno de los lugares que más placer proporcionan en un hombre.

Acudir a los fármacos:

Hoy día, gracias a los avances médicos, podemos solucionar este problema tomando la famosa pastilla azul; si, ya sabes jeje, la famosa Viagra.
Este fármaco cuyo desarrollo fue creado en en la ciudad irlandesa de Cork , hace ya algún tiempo que su fórmula patentada fue liberalizada tras 20 años y permitiendo así la aparición de numerosos genéricos.
Genéricos como la Vizarsin, Cialis, Levitra, entre otros, mucho más baratos y con el mismo principio activo. Y lo que más nos importa, su precio que es mucho más barato que la famosa pastilla azul original.
Es importante decir que éste debe ser el último recurso para evitar que nuestro cuerpo se acostumbre y tengamos a acudir a estos medicamento para resolver el problema.


Consejos para aprender a controlar tu erección

Existen numerosas técnicas de relajación y meditación que pueden ayudarte mucho a la hora de controlar la disfunción eréctil. Sin embargo para que realmente funcionen, tienes que escuchar tu cuerpo y cuidarlo.

Aminora la ansiedad y sigue las pautas que te mostramos a continuación:

Fluye, disfruta ,todo tiene solución.

  • Si sabes que pronto vas a mantener relaciones sexuales, cálmate, evita masturbarte con anterioridad a la cita e intenta fluir.
  • Tomate el tiempo necesario, no hay prisa alguna. Busca un lugar donde te sientas cómodo.
  • Descansa, practica deporte y lleva una alimentación equilibrada.
  • Practica ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico. Esto, te ayudara positivamente a la hora de controlar tu erección.
  • No te hagas responsable del placer de tu pareja.
  • Evita tener un diálogo interno negativo como «no voy a poder» o «que va a pensar si me pasa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *